LOS MENSAJES DE LA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS. (PULSAR)

LOS MENSAJES DE LA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS. (PULSAR)
LOS MENSAJES DE LA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS. (PULSAR)

MARÍA MADRE DE DIOS

RECONCILIACIÓN CON LA CREACIÓN

03 mayo 2015

ORACIÓN DADA POR LA SANTÍSIMA VIRGEN A SU HIJA LUZ DE MARÍA PARA ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS




Oh Madre del Verbo sencilla y pura Paloma.
Ven, vuela a mis entrañas para que en ellas anides.
Dame Tu Mano Bendita. Con Tu protección, ¡A quien temeré!
La oscuridad se tornará en luz, la tempestad en calma.
Quien junto a Ti camina, llega a puerto seguro.
¡Oh Madre del Verbo! De la Santísima Trinidad eres dulzura.
Madre y Maestra, modelo de humildad para los Tuyos.
Aunque la oscuridad se acerque, Tú vienes a darme luz.
Jamás temeré, si Tú estás conmigo.
Mantenme dentro de Tu Vientre, Paloma Virginal.

Anida en este corazón, que sediento de amor está.

01 mayo 2015

Rosario De Oro A Dios Nuestro Padre (Santa Octava)








Oración



"Señor Jesucristo, Hijo del Padre,
Manda ahora tu Espíritu sobre la tierra.
Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón
 de todos los pueblos, para que sean preservados
de la corrupción, de las calamidades y de la guerra.
Que la Señora de todos los Pueblos,
María Santísima, sea nuestra Abogada. Amen."





Correspondencias de las tres rosas de María Rosa Mística:


         La rosa blanca            La rosa roja          La rosa dorada

             Oración                  Sacrificio                Penitencia

  Fiat de la creación     Fiat de la Redención    Fiat    de        la
                                                                      Corredención. María
                                                                      Corredentora,                    
                                                                      Abogada   y
                                                                      Medianera de todas
                                                                       Las  Gracias: "La  
                                                                       Señora  de todos
                                                                        los pueblos"

   Rosarios de María       Rosarios de la         Rosario de Oro a Dios  
                               Pasión de Jesús      Nuestro Padre "Alfa y 
                                                              Omega. Cielos nuevos
                                                              y tierra nueva".



Oración



"Señor Jesucristo, Hijo del Padre,
Manda ahora tu Espíritu sobre la tierra.
Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón
 de todos los pueblos, para que sean preservados
de la corrupción, de las calamidades y de la guerra.
Que la Señora de todos los Pueblos,
María Santísima, sea nuestra Abogada. Amen."


Rosario De Oro
A Dios Nuestro Padre
(Santa Octava)

En el nombre del Padre, Del Hijo y Del Espíritu Santo. Amén


¡Padre!
Envía Tu espíritu
Para darnos  vida nueva.
Ilumina nuestra mente,
Nuestro Corazón,
Y guía nuestra acción
Que todo sea en Ti,
Por ti
Y como Tú quieras.
Amén.



¡El mundo brilla de alegría!.
     ¡Se renueva la faz de la tierra!.
¡Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo!
Llama profunda que escrutas e iluminas
El corazón del hombre
Restablece la fé con tu noticia
Y el amor ponga en vela la esperanza
Hasta que el Señor vuelva,.
       ¡El mundo brilla de alegría!.
     ¡Se renueva la faz de la tierra!.
¡Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo!
Amén.


"La Flecha De Oro"

“Que El Santísimo, Sacratísimo, Adorable,
Incomprensible e Inefable Nombre De Dios
Sea por siempre Alabado y Bendecido,
Que sea Amado, Adorado y Glorificado: en el Cielo,
En la tierra y debajo de la tierra;
Por todas las criaturas de Dios
y por el Sagrado Corazón
De Nuestro Señor Jesucristo
 En el Santísimo Sacramento del Altar.
Amén.”


"Ave María De Oro"

Ave María,
 Blanco Lirio
De la gloriosa y siempre-serena Trinidad.
Salve brillante Rosa
Del jardín de los deleites celestiales:
¡Oh Vos, de quien Dios quiso nacer en este mundo,
Y de cuya leche el Rey del Cielo quiso ser nutrido! ¡Alimentad nuestras almas
Con las efusiones de la Gracia Divina.
Amén!

"A las almas que en vida me hayan saludado con esta oración, me apareceré con gran resplandor en la hora de la muerte. Además, cuando el alma se separe del cuerpo, me manifestaré con hermosura tan espléndida, que el alma sentirá un gran consuelo. En ese instante, experimentará algo semejante a las delicias del Paraíso."
Palabras de la Santísima Virgen María a Santa Gertrudis La Mayor.
(De las Revelaciones, Tomo III, Capítulo XVIII)




Oración A San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel,
Defiéndenos en la lucha.
Sé nuestro amparo
Contra la perversidad y acechanzas del demonio.
Que Dios manifieste sobre él su poder,
Es nuestra humilde súplica.
Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial,
Con el poder que Dios os ha conferido,
 Encadena en infierno a Satanás,
Y a los demás espíritus malignos
Que vagan por el mundo
 Para la perdición de las almas.
 Amén.



Credo
Creo en un solo Dios Padre……



EN LA PRIMERA CUENTA MAYOR:

     "El Espíritu Santo. A quien el Padre enviará en mi nombre, hará que recuerden lo que yo les he enseñado y les explicará todo" (Jn. 14, 26)



EN LA SEGUNDA:

     "Padre…, ésta es la vida eterna: Que te conozcan a Ti el solo Dios Verdadero, y a quien enviaste, Jesucristo".



EN LA TERCERA:

          "Padre…, no ruego por éstos solamente sino también por los que crean en mí por medio de su palabra: que todos sean uno; como Tu, Padre, en mí y Yo en ti, que también ellos en nosotros sean uno, para que el mundo crea que Tú me enviaste" (Jn. 17, 20-21) 







PRIMER MISTERIO: Tentación y Caída (Gn. 3, 1-7)

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores: 
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………





SEGUNDO MISTERIO: Castigo del pecado y promesa del Redentor (Gn. 3, 8-19)

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………





TERCER MISTERIO: El reino del Príncipe de la Paz (Is. 9, 1-7)

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………






CUARTO MISTERIO: El Ángel Gabriel anuncia a María la encarnación del Verbo (Lc. 1, 26-38)

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………







QUINTO MISTERIO: Tentación de Jesús (Lc. 4, 1-12).

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………





SEXTO MISTERIO: "Jesús, el Pan de Vida" (Jn. 6, 35-58).

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………




SÉPTIMO MISTERIO: Agonía de Jesús en Getsemaní (Mc. 13, 32-42).

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………





OCTAVO MISTERIO: La Victoria de Cristo, Rey de Reyes y Señor de Señores (Ap. 19, 11 y ss).

Cuenta Mayor: Padre Nuestro ……. Ave María…

Cuentas Menores:
L: "PADRE…, Que todos sean uno como nosotros somos uno"
R: Que seamos consumados en la unidad viviendo, oh Padre, en tu   
     Divina Voluntad.

Toda la Gloria al Padre, al Hijo………






Toda la Gloria al Padre, al Hijo………


Júbilos Del Corazón De Jesús




«… Yo te alabo, Padre,
Señor del Cielo y de la tierra,
Porque encubriste estas cosas
A los sabios y prudentes,
y las revelaste a los pequeños.
Bien, oh Padre, que así te agradó.
Todas las cosas me fueron entregas
Por mi Padre,
Y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre;
 Ni conoce ninguno al Padre sino el Hijo,
Y aquel a quien elHijo quiera revelarlo.»

 (Mt. 11, 25-27).


Amén     Amén     Amén




"FESTIVIDAD DE DIOS NUESTRO PADRE"

3 de Agosto del Año 2014.






Y a los que trabajarán por mi gloria, a ustedes que aquí se empeñarán en hacerme conocer, amar y glorificar, a ustedes les aseguro que su recompensa será grande, pues contará todo, aun el mínimo esfuerzo que harán, y les devolveré todo centuplicado en la eternidad.










03 abril 2015

NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA



Novena a la 
Divina Misericordia
wpeD.jpg (11460 bytes)
La novena a la Divina Misericordia comienza el Viernes Santo.
La novena consiste en rezar la Coronilla de la Divina Misericordia, la que presentamos es la novena particular que Jesús le dio a Sor Faustina que también se puede rezar.


CELEBRACIÓN DE LA FIESTA DE LA MISERICORDIA
El Señor Jesús desea que ese día la imagen de la Misericordia sea bendecida solemnemente y venerada en público, es decir, litúrgicamente; que los sacerdotes hablen a las almas de esta inmensa e insondable misericordia de Dios.
Los fieles, para recibir estos grandes dones con los cuales el Señor Jesús desea colmar a cada hombre y a toda la humanidad, tienen que estar en el estado de la gracia santificante (después de confesarse), cumplir las condiciones de la devoción a la Divina Misericordia, es decir, confiar en Dios y amar activamente al prójimo, y beber de la Fuente de Vida, es decir, recibir la santa Comunión.


De acuerdo con el deseo del Señor Jesús, la fiesta ha de celebrarse el primer domingo después de Pascua, lo que indica una estrecha relación que hay entre el misterio de redención y esta fiesta. La liturgia de ese día alaba con la máxima plenitud a Dios en el misterio de su misericordia.
DESEO- dijo el Señor a Sor Faustina- que durante esos nueve días lleves a las almas a la fuente de mi misericordia para que saquen fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte. Cada día traerás a mi Corazón a un grupo diferente de almas y las sumergirás en este mar de mi misericordia. Y a todas estas almas yo las introduciré en la casa de mi Padre (…) Cada día pedirás a mi Padre las gracias para estas almas por mi amarga pasión.








PRIMER DÍA
Hoy, tráeme a toda la humanidad y especialmente a todos los pecadores, y sumérgelos en el mar de mi misericordia. De esta forma, me consolarás de la amarga tristeza en que me sume la pérdida de las almas.
Jesús misericordiosísimo, cuya naturaleza es la de tener compasión de nosotros y de perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino la confianza que depositamos en tu bondad infinita. Acógenos en la morada de tu compasivísimo Corazón y nunca los dejes escapar de él. Te lo suplicamos por tu amor que te une al Padre y al Espíritu Santo.
Padre Eterno, mira con misericordia a toda la humanidad y especialmente a los pobres pecadores que están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús y por su dolorosa pasión muéstranos tu misericordia para que alabemos la omnipotencia de tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
SEGUNDO DÍA
Hoy, tráeme a las almas de los sacerdotes y los religiosos, y sumérgelas en mi misericordia insondable. Fueron ellas las que me dieron fortaleza para soportar mi amarga pasión. A través de ellas, como a través de canales, mi misericordia fluye hacia la humanidad.
Jesús misericordiosísimo, de quien procede todo bien, aumenta tu gracia en nosotros para que realicemos dignas obras de misericordia, de manera que todos aquellos que nos vean, glorifiquen al Padre de misericordia que está en el cielo.
Padre eterno, mira con misericordia al grupo elegido de tu viña, a las almas de los sacerdotes y a las almas de los religiosos; otórgales el poder de tu bendición. Por el amor del Corazón de tu Hijo, en el cual están encerradas, concédeles el poder de tu luz para que puedan guiar a otros en el camino de la salvación y a una sola voz canten alabanzas a tu misericordia sin límite por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
TERCER DÍA
Hoy, tráeme a todas las almas devotas y fieles, y sumérgelas en el mar de mi misericordia. Estas almas me consolaron a lo largo del vía crucis. Fueron una gota de consuelo en medio de un mar de amargura.
Jesús misericordiosísimo, que desde el tesoro de tu misericordia les concedas a todos tus gracias en gran abundancia, acógenos en la morada de tu compasivísimo Corazón y nunca nos dejes escapar de él. Te lo suplicamos por el inconcebible amor tuyo con que tu Corazón arde por el Padre celestial.
Padre Eterno, mira con misericordia a las almas fieles como herencia de tu Hijo y por su dolorosa pasión, concédeles tu bendición y rodéalas con tu protección constante para que no pierdan el amor y el tesoro de la santa fe, sino que con toda la legión de los ángeles y los santos, glorifiquen tu infinita misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
CUARTO DÍA
Hoy, tráeme a aquellos que no creen en Dios y aquellos que todavía no me conocen. También pensaba en ellos durante mi amarga pasión y su futuro celo consoló mi Corazón. Sumérgelos en el mar de mi misericordia.
Jesús compasivísimo, que eres la luz del mundo entero. Acoge en la morada de tu piadosísimo Corazón a las almas de aquellos que no creen en Dios y de aquellos que todavía no te conocen, pero que están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús. Atráelas hacia la luz del Evangelio. Estas almas desconocen la gran felicidad que es amarte. Concédeles que también ellas ensalcen la generosidad de tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
QUINTO DÍA
Hoy, tráeme a las almas de los hermanos separados y sumérgelas en el mar de mi misericordia. Durante mi amarga pasión, desgarraron mi cuerpo y mi Corazón, es decir, mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, mis llagas cicatrizan y de este modo alivian mi pasión.
Jesús misericordiosísimo que eres la bondad misma, tú no niegas la luz a quienes te la piden. Acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas de nuestros hermanos separados y llévalas con tu luz a la unidad con la Iglesia y no las dejes escapar de la morada de tu compasivísimo Corazón sino haz que también ellas glorifiquen la generosidad de tu misericordia.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas de nuestros hermanos separados, especialmente a aquellos que han malgastado tus bendiciones y han abusado de tus gracias por persistir obstinadamente en sus errores. No mires sus errores, sino el amor de tu Hijo y su amarga pasión que sufrió por ellos, ya que también ellos están encerrados en el compasivísimo Corazón de Jesús. Haz que también ellos glorifiquen tu gran misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
SEXTO DÍA
Hoy, tráeme a las almas mansas y humildes y las almas de los niños pequeños y sumérgelas en mi misericordia. Estas son las almas más semejantes a mi Corazón. Ellas me fortalecieron durante mi amarga agonía. Las veía como ángeles terrestres que velarían al pie de mis altares. Sobre ellas derramo torrentes enteros de gracias. Solamente el alma humilde es capaz de recibir mi gracia; concedo mi confianza a las almas humildes.
Jesús misericordiosísimo, tú mismo has dicho: Aprended de mí que soy manso y humilde de Corazón. Acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños. Estas almas llevan a todo el cielo al éxtasis y son las preferidas del Padre celestial. Son un ramillete perfumado ante el trono de Dios, de cuyo perfume se deleita Dios mismo. Estas almas tienen una morada permanente en tu compasivísimo Corazón y cantan sin cesar un himno de amor y misericordia por la eternidad.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas de los niños pequeños que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Estas almas son las más semejantes a tu Hijo. Su fragancia asciende desde la tierra y alcanza tu trono. Padre de misericordia y de toda bondad, te suplico por el amor que tienes por estas almas y el gozo que te proporcionan.
Bendice al mundo entero para que todas las almas canten juntas las alabanzas de tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
SÉPTIMO DÍA
Hoy, tráeme a las almas que veneran y glorifican mi misericordia de modo especial y sumérgelas en mi misericordia. Estas almas son las que más lamentaron mi pasión y penetraron más profundamente en mi Espíritu. Ellas son un reflejo viviente de mi Corazón compasivo. Estas almas resplandecerán con una luz especial en la vida futura. Ninguna de ellas irá al fuego del infierno. Defenderé de modo especial a cada una en la hora de la muerte.
Jesús misericordiosísimo, cuyo Corazón es el amor mismo, acoge en la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas que veneran y ensalzan de modo particular la grandeza de tu misericordia. Estas almas son fuertes con el poder de Dios mismo. En medio de toda clase de aflicciones y adversidades siguen adelante confiadas en tu misericordia y unidas a ti, ellas cargan sobre sus hombros a toda la humanidad. Esta almas no serán juzgadas severamente, sino que tu misericordia las envolverá en la hora de la muerte.
Padre eterno, mira con misericordia a aquellas almas que glorifican y veneran tu mayor atributo, es decir, tu misericordia insondable y que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Estas almas son un Evangelio viviente, sus manos están llenas de obras de misericordia y sus corazones desbordantes de gozo cantan a ti, oh Altísimo, un canto de misericordia. Te suplico, oh Dios, muéstrales tu misericordia según la esperanza y la confianza que han puesto en ti. Que se cumpla en ellas la promesa de Jesús quien les dijo que: a las almas que veneren esta infinita misericordia mía, yo mismo las defenderé como mi gloria durante sus vidas y especialmente en la hora de la muerte.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
OCTAVO DÍA
Hoy, tráeme a las almas que están en la cárcel del purgatorio y sumérgelas en el abismo de mi misericordia. Que los torrentes de mi sangre refresquen el ardor del purgatorio. Todas estas almas son muy amadas por mí. Ellas cumplen con el justo castigo que se debe a mi justicia. Está en tu poder llevarles el alivio. Haz uso de todas las indulgencias del tesoro de mi Iglesia y ofrécelas en su nombre. Oh, si conocieras los tormentos que ellas sufren ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con mi justicia.
Jesús misericordiosísimo, tú mismo has dicho que deseas la misericordia, he aquí que yo llevo a la morada de tu compasivísimo Corazón a las almas del purgatorio, almas que te son muy queridas, pero que deben pagar su culpa adecuada a tu justicia. Que los torrentes de sangre y agua que brotaron de tu Corazón, apaguen el fuego del purgatorio para que también allí sea glorificado el poder de tu misericordia.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas que sufren en el purgatorio y que están encerradas en el compasivísimo Corazón de Jesús. Te suplico por la dolorosa pasión de Jesús, tu Hijo, y por toda la amargura con la cual su sacratísima alma fue inundada, muestra tu misericordia a las almas que están bajo tu justo escrutinio. No las mires sino a través de las heridas de Jesús, tu amadísimo Hijo, ya que creemos que tu bondad y tu compasión no tienen límites. Amén.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
NOVENO DÍA
Hoy, tráeme a las almas tibias y sumérgelas en el abismo de mi misericordia. Estas almas son las que más dolorosamente hieren mi Corazón. A causa de las almas tibias, mi alma experimentó la más intensa repugnancia en el Huerto de los Olivos. A causa de ellas dije: Padre, aleja de mí este cáliz, si es tu voluntad. Para ellas, la última tabla de salvación consiste en recurrir a mi misericordia.
Jesús misericordiosísimo, que eres la compasión misma, te traigo a las almas tibias a la morada de tu piadosísimo Corazón. Que estas almas heladas que se parecen a cadáveres y te llenan de gran repugnancia se calienten con el fuego de tu amor puro. Oh Jesús compasivísimo, ejercita la omnipotencia de tu misericordia y atráelas al mismo ardor de tu amor y concédeles el amor santo, porque tú lo puedes todo.
Padre eterno, mira con misericordia a las almas tibias que, sin embargo, están encerradas en el piadosísimo Corazón de Jesús. Padre de la misericordia, te suplico por la amarga pasión de tu Hijo y por su agonía de tres horas en la cruz, permite que también ellas glorifiquen el abismo de tu misericordia. Amén. (1209-1229)CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA

MADRE PURÍSIMA, MADRE INTACTA, MADRE INCORRUPTA, MADRE INMACULADA.

MADRE PURÍSIMA, MADRE INTACTA, MADRE INCORRUPTA, MADRE INMACULADA.

" AMIGOS DE LA VIRGEN" SED BIEN VENIDOS.

Soy una devota de Nuestra Señora, Santa María Virgen y Madre. En cualquier advocación, todas son bellas, y sobretodo la misma. Me parece muy bién que haya devociones particulares en los Pueblos, y en el mundo entero. La Virgen es Señora y Madre de todos los Pueblos del Mundo.

VIRGEN DE FATIMA

VIRGEN DE FATIMA
Juan Pablo II ha expresado numerosas veces que la visita de la Virgen y sus mensajes en Fátima son de gran trascendencia para toda la humanidad. El se reconoce como el Papa de los mensajes, el que debe guiar a la Iglesia en tiempo de crisis. El ha puesto, la bala que traspasó su cuerpo en el atentado del 1981, como también su anillo papal, a los pies de la Virgen de Fátima. El ha beatificado a dos de los videntes (la tercera, Sor Lucía, murió en el 2005 y se espera que también sea beatificada). JPII ha peregrinado a Fátima tres veces, ha consagrado el mundo al Inmaculado Corazón de María según ella pidió, ha elevado la fiesta del Corazón Inmaculado de María a Memorial Obligatorio. Es hora de abrir el corazón a nuestra Santísima Madre. El futuro de la humanidad depende de ello.

Archivo del blog

CORAZÓN CON LOS RAYOS DEL SOL, ABRASADO EN EL AMOR DE DIOS.

CORAZÓN CON LOS RAYOS DEL SOL, ABRASADO EN EL AMOR DE DIOS.
Oh Corazón de amor, yo pongo toda mi confianza en ti, porque todo lo temo de mi flaqueza, pero todo lo espero de vuestras bondades.

UNA ROSA PARA LA MADRE.

UNA ROSA PARA LA MADRE.
LLoras perlas de Amor, Madre silenciosa, Bella entre las flores, Tú la más Hermosa.

MADRE ILUMINA NUESTRA VIDA, PARA ENCONTRAR A TU HIJO.

MADRE ILUMINA NUESTRA VIDA, PARA ENCONTRAR A TU HIJO.
Padre Eterno: Dignaos presentarnos a vuestro Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir con nuevo esplendor, la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error; que vuelvan hacia Él y cambie tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el vuestro.

Si quieres que una planta tenga vida, debes regarla. Si deseas mostrar que quieres a una persona, debes decírselo. Si cortas las raíces de un árbol, el árbol se muere. Eso pasa con la oración. La oración es vida para nuestro espíritu y es el medio para decirle a Dios... Te amo

Hoy las flores tienen un color especial, los pájaros cantan más, el sol brilla con una nueva fuerza, el agua salta cantarina dando gracias por un nuevo amanecer. Mercedes Ramos

La naturaleza es la mejor maestra de la verdad. (San Ambrosio)

La naturaleza es la mejor maestra de la verdad. (San Ambrosio)
EL ARCOIRIS DE LA ALIANZA

Mirada de Dios

Mirada de Dios
Hay un brillo del Sol y otro de la Luna; uno del fuego y otro del agua. Todos fueron dotados de luz por Cristo, arquitecto del mundo - Miguel Servet